viernes, 6 de marzo de 2009

Pan y agua con piloncillo et al

Aquí, los ingredientes en
el refractario, nomás (capirotada en crudo)
Acá, ya está horneadita
"y todo el cotorreo" (Paco dixit)

Dadaisis blofeando en gran pose con un bocado
de capirotada.

Mi abuelita Lupita tiene su receta de capirotada, que finalmente no es tan de ella sino una receta mestiza de ese platillo originalmente español y luego zacatecano. La adaptación locochona es a la jalisciense, porque luego mi misma abuelita me contó que en Durango le ponen ejotes y zanahorias, o que en otros lados la preparan con plátano macho y guayabas.

Los -absurdos- ingredientes son:

Virotes (o bolillos)
Piloncillo (o panela o panocha, jiji)
Canela
Clavos de olor (ay, de olor)
Queso tipo Cotija

Agua

Leche

Jitomate
Cebolla
Pasas
Cacahuates
Tortillas
Aceite
Huevo

Luego se prepara en capas y siento que se le podría llamar budín de pan, pero que es más bonito decirle "capirotada" y, lo que es mejor aún, que sabe rico y etc.

----

Y ahora para ustedes, y con el poder que Samuel Beckett y Queque me otorgan en esta vida y este blog :


EL ALBERGE
"Dios y las faltas de ortografía por siempre"

2 comentarios:

Andrómeda dijo...

La capirotada hace llorar al niño Dios.

Octopus Queque dijo...

Las torrejas no hacen llorar al niño Dios, pero sí a la salud porque engordan. Creo que sólo tienen algunos ingredientes en común y rd con pan de caja. a ver si voy en semana santa y logro que las preparen. Engordan tanto (L)

Y probarpe la capirotada tmb, YEAH!