lunes, 16 de febrero de 2009

A propósito del día de la amistad:

Era mi turno en el Poker. Yo no sé jugar Poker, así que hacía como que sabía y entonces que se me ocurre contarles a mis entrañables amigos una historia para distraerlos del juego y ganar la partida.

Yo: -En mi escuela todos son unos culeros, me llevo de la chingada con todos.
Ellos:-Pinche comentario fuera de lugar, ya se te subió el vino.
Yo:-No en serio, además ellos son tan culeros como ustedes conmigo ahora mismo, estoy segura que están haciendo trampa y tienen una conspiración para ganarme.
Ellos:-¡Mala copa y mal viajada! eso no es verdad. Nosotros sabemos lo mierda, grosera, maldita perra que eres y además sabemos como tratas de la verga a todos. Aún así te perdonamos hasta que seas ninfomana, culera, mal pedo, y te queremos, además ya perdiste pendeja.


3 comentarios:

tOnYtO dijo...

jajajaja bueno, espero no haya sido de apuestas, es preferible de prenda xD

BotayFalda dijo...

Jaja no al final comimos tamales de chipilin, algo muy típico de Chiapas, pero esos no estaban buenos... Saludos Tonyto.

M*

isis dijo...

jajaja, ser amada y aceptada es lo de hoy.

(tamales :P)