martes, 10 de febrero de 2009

obsesiones

Sólo he ido dos veces al psicólogo, y ambas fueron cuando yo era niña, la primera tenía como diez años y la segunda como doce. La verdad no quise regresar porque la psicóloga me caía mal, no por lo que me dijo, que era muy obsesiva.

Digo, qué efecto puede tener la obsesión en una niña de diez años? Ninguno.

Hace poco le conté esto a Marisol y pasó así:

atenas: No, la única vez que he ido al psicólogo, me dijo que era una obsesiva
Marisol: !!!!!!!

Los signos de admiración fue la respuesta muda a "Tenía toda la razón". No se, cuando era niña tenía obsesiones tangibles, como los tipos que no pueden salir de su casa si no prenden y apagan la luz en algún múltiplo de tres, pero no tan cabrón. Cuando era niña tenía pedos con los números y la simetría, por alguna razón tenía que masticar el mismo número de veces la misma cantidad de comida de cada lado de la boca y tenía que caminar por la banqueta sólo pisando las rayas o sin pisar ni una sola.

Conforme fui creciendo las obsesiones cambiaron, de lo único que me acuerdo es de haber acomodado todo mi clóset por colores, parecía cajita de Aquacolor. Pero ¿Qué podía hacer? Me gustaba el orden, no por la facilidad de encontrar las cosas sino sólo por el orden, cuando tenía como cinco años fuimos a una tienda de ropa desordenada y me puse a doblar y acomodar lo que pude, y a mi no me beneficiaba en nada [Mi mamá era la que estaba haciendo compras, yo no], pero no pude evitarlo.

Ahora, la obsesión cambió, al darme cuenta de mi recámara no podía estar en total orden, decidí tenerla en total desorden, si no puede estar perfecto, me vale verga cómo esté. Así que ahora hay calcetines y saleros en mi escritorio y mi cama sólo está tendida cuando viene Susana a limpiar. Intento mantener las cosas en orden, pero el momento en el que algo se desacomoda todo se va a la verga y empujo todo de cualquier forma sólo para que quepa. No se qué obsesiones tengo hoy, Marisol dice [más o menos] que es una obsesión con hacerlo todo perfecto, me lo dice porque no dejo de tocar una canción en el Guitar Hero hasta que tiene cinco estrellas, pero a mi eso me parece normal; también me lo dice porque le dije que me parecía una buena idea acomodar mis libros con algún sistema de clasificación profesional [antes los acomodaba por editorial para que por secciones fueran todos iguales] como el Dewey, y eso puede no parecerme normal, pero me parece adecuado, es práctico creo yo [al igual que el mantener mis películas acomodadas en orden alfabético].

2 comentarios:

tOnYtO dijo...

Las obsesiones relacionadas con el orden me son muy familiares. Pero resulta lógico, es mas fácil crear equilibrio en el orden que en el caos, aunque el caos sea mas bello si esta bien hecho.

Saludos!

BotayFalda dijo...

Mi frase más usada es "En mi desorden, hay orden" jojo

Saludos

M*