lunes, 20 de julio de 2009

No hay nada en los genes que puedan afectar realmente al corazón

Verás, mis papás (sí, los dos) son ingenieros químicos.
Lo cierto es que la química nunca fue lo mío.
Lo único que entendí cómo hacer fue la estequiometria (:D), pero de ahí todo lo demás me resultaba un infierno.
¿Te imaginas cómo eran las peleas a la hora de ver el boletín?
(Nunca reprobé, pero un seis es, per se, algo horrible).

Tal vez semejante a este video.




Oh sí. We got something called KNOCK OUT.

1 comentarios:

BotayFalda dijo...

¡¡¡Nooooooooooo es la ley de los contrarios!!! Jajaja si me imagino esas cosas.. me ha pasado y me pasó... Tengo miedo de mi descendencía: Mi mamá y mi papá son escritores y no he leído ni el Principito!!!!!!!! DEAD DEAD DEAD

M*